Poe

 

Paul Metcalf nació el 7 de noviembre de 1917 en East Milton, Massachussets. Descendía de una familia de escritores: fue bisnieto, por el lado materno, de Herman Melville.

Como Borges, Metcalf no tardó en averiguar que entre prosa y verso existen diferencias ilusorias –o mejor dicho: posibilidades combinatorias. Así, a partir de su libro Will West (1956) empezó a explorar un nuevo territorio de escritura: la voz del narrador desaparece gradualmente hasta ser suplantada por las voces de otros. La voz, no así la intensión

Múltiples fragmentos tomados de aquí y de allá van desarrollando, musicalmente, la trama. Pero donde no hay narración no puede haber trama sino textura, relieves, un arreglo particular de la prosa que ha dejado de ser prosa para convertirse en una serie de ideas sensualmente descritas. En su ensamblaje sobre Poe, Metcalf aborda temas relacionados con la biografía de este escritor emblemático del siglo XIX norteamericano: el pasado actoral de sus padres, que afloraría no sólo en su obra sino en los rasgos de su personalidad nocturna; su relación con su madre, la primera actriz que representó el papel de Ofelia en los Estados Unidos; su alcoholismo, su interés por el engaño y el plagio como facetas de la imaginación literaria, la esclavitud de los negros en los Estados Unidos y su consecuente obsesión por el color blanco. Pocos libros se han escrito sobre Poe tan agudos y penetrantes como éste de Paul Metcalf.


Nacido en 1917 en East Milton, Massachussets, Paúl Metcalf empezó escribiendo teatro y se dedicó durante un tiempo, con mala fortuna, a la actuación. Escribió una “mala” novela. Conoció a Conrad Aiken y con él estudió “tragos”. Entro en la Black Mountain School y allí conoció a Charles Olson y a Josef Albers. Era fanático de las Medias Rojas de Boston y murió —el 21 de Enero de 1999— antes de que su equipo de beisbol favorito pudiera darle la satisfacción de ganar la Serie Mundial. La mayoría de sus libros se publicaron en ediciones privadas de corto tiraje. Fue hasta la publicación en tres volúmenes de su Obra Completa (Coffee House Press) cuando ésta conoció una forma de difusión organizada y “masiva”.
“La ciencia acumula su información haciendo notar las diferencias: existe la cebra, que en realidad es un caballo blanco con rayas negras. Los poetas reparan en las similitudes.
Metcalf es un poeta que trabaja con imágenes y signos. Sus texturas superpuestas se derivan, en última instancia, del método ideogramático que Pound aplicó en Los cantares, donde las imágenes en un campo de fuerza crean un signo complejo, del mismo modo en que los radicales de un caracter chino se acumulan hasta formar una suerte de poética aritmética en relación con un significado.
Copyright © 2018 Libros Magenta | www.libeluladigital.net
top