Praderas temporarias

 

En este libro, gracias a la selección, traducción y posfacio del poeta peruano-argentino Reynaldo Jiménez, presentamos en castellano algunos de los poemas en francés que conforman una parte sustancial de la obra de César Moro. “Sustancial”, en este caso, tiene un doble significado: estos poemas representan, por un lado, el amor que Moro le profesó a lo largo de su vida adulta a la lengua francesa, y por otro constituyen la irrupción entre nosotros de un Moro relativamente “desconocido”, un Moro no afrancesado ni mucho menos: en sus poemas franceses, tal y como lo demuestran las traducciones de Reynaldo Jiménez, Moro se revela como uno de los poetas más altos de nuestro idioma y uno de los poetas más imaginativos, significativos y poderosos de la segunda mitad del siglo xx en cualquier idioma.


El peruano César Moro (Alfredo Quíspez Asín, 1903-1956) reside largas temporadas en Francia y México produciendo, durante décadas, una obra poética y pictórica más o menos secreta, asociada al surrealismo, en cuyo movimiento desde temprano participa. Con Emilio Adolfo Westphalen dirige la revista de número único El uso de la palabra (1938) así como el panfleto Vicente Huidobro o El Obispo embotellado (1936) e interviene, a veces como traductor, en revistas fundamentales: La Revolution Surréaliste, Las moradas, El hijo pródigo, DYN; con Wolfgang Paalen y André Breton organiza la Exposición Internacional del Surrealismo en México (1940). A excepción de su libro señero de publicación póstuma, La tortuga ecuestre (1957), escribe casi toda su poesía en francés.
Copyright © 2018 Libros Magenta | www.libeluladigital.net
top